“Cuasi-Soneto” a una mirada perdida.

Tortuoso el paisaje que te ve.

Bosques rugiendo tormentas, sal y mar.

Montañas plantadas en terrenos sin fe.

Canta un río a cielos sin despertar.

 

Eres pisadas que no saben mirar.

Las flores tiemblan al sentir tus pasos.

Eres caricias que no saben bailar.

Las flores se espinan al sentir tus manos.

 

Y entre tanto sol y encanto no miras.

Belleza asustada con tu presencia.

No enmarcas paisajes en tus pupilas.

 

Párpados que son opacas cortinas.

Ventanas que se cierran a la esencia.

Eres oda a las miradas perdidas.

 

Anuncios

Los comentarios están desactivados

A %d blogueros les gusta esto: